The Bride

The Bride es una reflexión sobre la construcción de la identidad femenina tradicional dentro del sistema patriarcal.

El vestido de novia, blanco, inmaculado, representa una feminidad en sumisión, frágil, dependiente, al servicio de los hombres y del modelo sexual hegemónico.

Es el símbolo por excelencia en la iconografía de la cultura patriarcal occidental.